Décimas para las hierbas migrantes

Bastaría una semilla
arrastrada por el viento,
que cruzara, sin tormentos,
el mundo que siempre brilla.
Bastará sólo una trilla
cuidados, agua y amor
para que pronto el color
de su nuevo territorio
cambiara en un gran jolgorio
mostrando a una nueva flor.

Soy semilla trasplantada
viajera por tiempo y sol,
en mis hojas, arrebol
de una tarde bien templada.
Cien climas, como si nada,
camino lugares de antes.
Sin fronteras, caminante,
de los secretos del mundo
desde el suelo más profundo,
soy una planta migrante.
Isidora La Perdiz Sánchez
Ilustracion cerraja
Logo Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio
PROYECTO FINANCIADO POR EL FONDART
REGIONAL LÍNEA CREACIÓN
ARTÍSTICA, CONVOCATORIA 2021.